Entrenamiento para mujeres: Consejos para lograr los resultados que buscas

Si eres mujer y estás empezando a entrenar puede que tengas en la cabeza un montón de información errónea. A lo largo del tiempo se han ido creando mitos e ideas equivocadas sobre el entrenamiento para mujeres, por eso es importante que sepas qué ideas desechar y qué claves aplicar para no perder el tiempo y conseguir estar en forma de verdad.

Consejos entrenamientos para mujeres

Si te fijas en cualquier gimnasio, las actividades que realizan hombres y mujeres suelen estar bastante diferenciadas. Ves a los hombres trabajando pecho y bíceps en las máquinas, y a las mujeres acudiendo a clases zumba, corriendo en la cinta o, en el caso de las pocas que optan por hacer algo de fuerza, levantando las pesas rosas más livianas.

Está claro que entre los dos sexos hay ciertas diferencias físicas, pero tenlo claro, a la hora trabajar nuestro cuerpo, hombres y mujeres somos mucho más parecidos de lo que piensas.

Mitos falsos del entrenamiento para mujeres

Cada persona es diferente, pero en lo que respecta a ponerse en forma, la mayoría de las mujeres repiten algunos errores comunes.

Y no me extraña que esto ocurra, porque hay muchos mensajes equivocados que se lanzan desde la propia industria del fitness o desde la publicidad de productos dirigidos al público femenino.

Estos mensajes poco realistas son los que dan pie a los mitos que desde hoy mismo tienes que derribar. A continuación te voy a hablar de algunos de ellos, y te voy a aconsejar qué es lo que debes hacer en realidad:

Tienes que comer poca comida y poca proteína

Seguro que conoces el caso de alguna mujer que entrena todos los días y se alimenta a base de ensaladas. ¿Crees que eso es correcto? Evidentemente, no.

Claves entrenamiento para mujeres

Tener una dieta saludable no va de comer poco y solo vegetales, va de aportar a tu cuerpo todos los nutrientes que necesitas. Y en el caso de una persona que entrena a diario necesitará ingerir más proteínas para que sus músculos funcionen correctamente.

¿Qué pasa si entrenas sin que tus músculos funcionen al 100%? Pues que dichos músculos no aprovechan el entrenamiento al que les estás sometiendo y estarás tirando tu tiempo y tu esfuerzo a la basura.

Olvídate también de la idea de comer poco, y céntrate en tomar las cantidades que de verdad necesitas según el momento en el que te encuentres:

  • En caso de que estés en un proceso de pérdida de peso deberás mantener tu cuerpo en déficit calórico (tomar menos calorías de las que quemas). Puede sacar más información sobre cómo perder peso en este artículo.
  • Y en caso de estar intentando definir o ganar masa muscular, tendrás que ingerir más calorías de las que quemas o lo que es lo mismo, mantenerte en superávit calórico.

Como ves, las cantidades que debes comer dependen de los objetivos que tengas en cada momento. Por lo que la pauta de comer poco no es una norma que debas generalizar.

El entrenamiento aeróbico es lo único que necesitas

Este es, probablemente, uno de los mitos más extendidos y más equivocados del entrenamiento femenino.

entrenamiento cardiovascular mujeres

A ver, que el entrenamiento aeróbico tiene su lugar y es algo que debes incluir en tus rutinas. Pero si es el único ejercicio que realizas, te adelanto que no conseguirás el cuerpo con el que estás soñando.

¿Por qué? Demasiado cardio dificulta la ganancia muscular, lo que quiere decir que nunca lograrás tener una musculatura firme y marcada si no sumas otro tipo de disciplinas en tus entrenamientos. 

Dos o tres sesiones semanales de cardio son suficientes para obtener sus beneficios evitando sus peligros. Puedes apuntarte a clases de zumba, hacer spinning, correr, saltar a la comba (por ponerte ejemplos), para tener cubierta esta parte de trabajo aeróbico.

No tienes que trabajar con pesas

Y cuando hablo de pesas me estoy refiriendo a cualquier ejercicio en el que trabajes fuerza.

Entrenamiento con pesas para mujeres

Es sin duda la creencia más extendida en cuanto al entrenamiento para mujeres; Las pesas no son para una mujer que quiere conseguir un cuerpo bonito y femenino.

Y no hay una idea más errónea

Muchas mujeres tienen miedo a levantar peso pensando que su cuerpo se volverá más masculino. Pero lo que en realidad conseguirás trabajando fuerza es ganar músculo que resalta tus curvas.

Solo tienes que fijarte en el trasero de Jennifer López para entenderlo, ¿crees de verdad que la actriz no potencia su tono muscular con ejercicios de fuerza?

Y por nombrar más beneficios, entrenar fuerza ayuda a perder grasa, mejora tu salud y minimiza la pérdida de masa muscular durante los procesos de adelgazamiento.

Tu entrenamiento no tiene que ser tan intenso como el de un hombre

En este punto sí que le voy a echar la culpa a la industria del fitness totalmente. ¿Cuántos anuncios de gimnasios, suplementos o ropa deportiva has visto en el que aparece un hombre sudando la gota gorda y, a su lado, una mujer radiante sonriendo mientras realiza cualquier ejercicio?

como entrenar si eres mujer

El mensaje que nos ha llegado a todos es que los chicos en los gimnasios tienen que dejarse el alma y las chicas tienen que mantenerse sin una gota de sudor. Y cómo imaginarás, esto tampoco tiene sentido.

Si vas a entrenar aprovecha el tiempo y no te quedes a medio gas. Debes progresar de manera gradual, por supuesto, pero si te estancas en una intensidad que no supone un estímulo para tus músculos, no estarás aprovechando tus entrenamientos.

Disfruta de tu cuerpo haciendo deporte y ponte retos que te llenen de endorfinas al alcanzarlos.

Tu peso es el indicador de tus progresos

Se ha coronado como la métrica más importante (para mucha gente la única), la creencia errónea es; “tu peso es lo que marca tus progresos físicos”. Y no, tampoco es real.

El peso es una de las métricas que pueden tener como referencia, sí, pero aunque te sorprenda, no es la más importante.

Hay cambios espectaculares de personas que han conseguido perder 6 kilos de grasa a la vez que ganaban 6 kilos de músculo. En este caso la báscula les marca la misma cantidad antes y después, pero su cuerpo muestra otras formas totalmente diferentes.

Puedes pesarte una vez a la semana, pero también toma medidas de tu cintura, tus caderas y tus muslos para que seas más consciente de los cambios que vas consiguiendo.

Y por supuesto, fíate de lo que te dice el espejo, unas piernas definidas sin flacidez ni celulitis, pueden medir lo mismo que unas que no estén en forma, sin embargo tú verás y notarás los cambios.

Olvídate ya de los mitos falsos del entrenamiento para mujeres

En resumen, si de verdad quieres cambiar y mejorar tu cuerpo y tu salud:

  • Centra tus entrenamientos en realizar ejercicios tanto aeróbicos como de fuerza
  • Entrena con intensidad
  • Aliméntate bien y toma suficientes proteínas
  • Y no le des tanta importancia a tu peso

Y si tienes dudas de como llevar un entrenamiento específico para mujeres, escríbeme en los comentarios y te ayudaré en todo lo que pueda.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Reserva tus 3 sesiones de entrenamiento Gratis ahora.

Déjame tus datos y buscaremos un hueco para realizar tus 3 entrenamientos de prueba cuanto antes.

¡Vamos a por tu objetivo!

logo luis sanchez en vertical